lunes, 17 de septiembre de 2007

¡¿No quieres buscar pareja?!

POR: MARCOS

Está Claro que el ser humano es sociable por naturaleza. Necesitamos relacionarnos con los demás para sobrevivir. La soledad nos aterra y nos provoca una inseguridad que puede llevarnos al pánico.

De ahí viene la obsesión de muchos por encontrar pareja. EL MIEDO A LA SOLEDAD.

De ahí viene el problema que tiene mucha gente en nuestra sociedad. Estar absorbido por la cadena del amor. Después de una pareja otra, y después de otra, otra más y así hasta que la cadena va creciendo y nuestras relaciones se van deteriorando a medida que los años pasan. Llega un punto en que nos da igual la persona que tenemos en frente, lo único que buscamos es una pareja para que esté a nuestro lado…

Eso en realidad eso es mucho peor que estar solos. La soledad no es negativa, ya que nuestras vidas las podemos compartir de muchas formas distintas y con diferentes personas que no necesariamente tienen que ser nuestras parejas. Existen los amigos, la familia, las aficiones. Existe un día a día que nos marca la pauta de cómo son nuestras vidas, solo debemos ser conscientes de él. Parar y pensar por un momento como es un día normal para nosotros, con quien hablamos, reímos, lloramos, compartimos. Seguro que hay más gente de la que creemos. Nuestros momentos de soledad (en la mayoría de casos) son menores de lo que nos pensamos. Aunque es bueno saber que la soledad es una perfecta herramienta para conocernos como personas.

De todas formas, el ambiente social nos arrastra siempre a lo mismo, pareja, hijos, familia. Es el sistema establecido por la mayoría del planeta y cierto es que si no fuese así nuestras sociedades serían un desbarajuste total.

Por otro lado, tiene que haber de todo, y cualquier tipo de vida es válido, no por que uno esté en desacuerdo con la mayoría está loco. Simplemente piensa diferente y quiere enfocar su vida de otra manera.

Cuando alguien dice que no quiere tener pareja o no está dispuesto para buscarla. Enseguida está visto por muchos como un bicho raro, como alguien tan especial que no es capaz de tener a nadie a su lado. Cuando alguien llega a cierta edad y no tiene pareja, se ve como extraño, y se pasa a la categoría de solterón y solterona.

Eso no debería ser así. Puede ser que tengan razón, o puede ser simplemente que esa persona no quiera compañía a ese nivel, o familia. Esa es también una opción en la vida igual de válida.

Lo cierto es que es perder el tiempo pasar los días buscando pareja, eso te hace estar mas pendiente de lo que pasa a tu alrededor que de ti mismo. La gente no se busca, se encuentra, nuestras vidas son un libro abierto en el que a medida que pasas página aparece gente que deja su firma. Padres, hermanos, novios, amigos,…Algunas de estas personas son para toda la vida, y otras no. Sin importar en la categoría que se encuentren o en que momento hayan entrado en nuestras vidas. Por eso es inútil analizar tanto a las personas, en vez de eso hay que conocerlas para saber que podemos compartir con ellas…

…Y está claro que la mayoría no siempre tiene razón, uno debe tener ideas propias y decidir su camino. Y lo que menos importa es si lo va hacer con o sin pareja.

Google